barcelona-espanyol-copa-del-rey

En los octavos de final, superó a Espanyol por 4-1 con dos goles de Messi, uno de Piqué y uno de Neymar.

Fue el partido de ida. Se jugó en el Camp Nou pocos días después de haberse cruzado con el mismo equipo en condición de visitante. Aquel terminó empatado sin goles.

En este sí hubo. La sorpresa la empezó dando el visitante con un tanto de Felipe Caicedo a los 9 minutos. Eso desató la reacción del local que se dio rápida y fuertemente.

El Barcelona, que es el campeón vigente del certamen, igualó a los 13 con tanto de Messi y a los 44 se adelantó en el resultado con otro tanto del argentino.

Lo demás lo dejó para el segundo tiempo. Primero marcó Gerard Piqué y sobre el final llegó el tanto definitivo de Neymar. El rival se vio disminuido con las expulsión de Hernán Pérez y Pape Diop cuando ya estaba dos goles abajo.