Ni cuerpo, ni corazón.

Columna - De Taquito con Marino
Por: Marino Millán - @marinomillan

La derrota 3-1 de Deportivo Cali frente al DIM de nuevo deja en zona de riesgo a Mario Yepes como técnico, la hinchada en redes sociales arremete contra el imberbe adiestrador vallecaucano y de verdad que no están lejos de una realidad; Mario desconoce mucho de táctica y cuando enfrenta a técnicos experimentados recibe cada repaso que concluye en derrotas que le desnudan sus falencias.

Cali depende de las individualidades que cuando no están inspirados no aflora el colectivo y menos la instrucción desde el banco para alguna variante de juego. No es lo mismo un cambio que una variante o una contra táctica cuando el rival bloquea un sistema.

En ocasiones los cambios de Yepes me hacen recordar a cuando uno no sabe mucho de mecánica y el carro no le prende, entonces le dice al acompañante “cambiemos la batería que puede ser eso” y como no prende entonces; “cambiemos las bujías que de pronto es por eso” se cambian y nada, entonces; “empujémoslo a ver si prende” y el carro arranca, entonces nos desvaramos y no supimos porqué.

Las cosas a la buena de Dios no siempre resultan, la experiencia, el conocimiento juegan un papel determinante en todos los aspectos de la vida y la dirección técnica no escapa a esta realidad. Aplaudo la intención de Martínez de darle la oportunidad a los de la casa, pero sí de eso se trata ahí está Jairo Arboleda con toda la experiencia y conocimiento del mundo o el mismo Héctor Cárdenas hoy mucho más capacitado.

No soy dado a declarar objetivos militares en esto del fútbol, pero la situación no pasa por apoyar o no, lo del Cali pasa por el técnico y ya para todos es muy claro. Los directivos tienen la palabra.

POR LO MENOS ASÍ LO VEO YO.
Encuentre todos los lunes la columna De Taquito con Marino en la revista Fanáticos Q' del periódico Q'hubo Cali.