Hay que ganar, pero jugando bien

Columna - De Taquito con Marino
Por: Marino Millán - @marinomillan

Hace pocos días y luego de una victoria de Deportivo Cali, no de una derrota; me permití decir en mi comentario en el canal de M3 Producciones de YouTube: “…se puede ganar jugando bien, regular y mal. Ahora, ojo que ganar jugando mal, aguanta: una, dos, tres, o no sé cuántas fechas, más no da para grandes logros.”

 

pusineri

Foto: deportivocali.co

A la premisa, muchos hinchas salieron a reprochar mi punto de vista simplemente porque se había ganado. No me incomodó, pues respeto esa pasión única que vive y siente el aficionado de un equipo, cualquiera que sea.

Considerando que es mi obligación por experiencia y conocimiento de este deporte, compartirles algunos tips que pueden ser de utilidad en especial para aquellos que comenzaron a ver fútbol hace poco tiempo, les digo que: El resultado no es lo único en el fútbol y, por encima siempre debe estar el “cómo”.

Me explico: ¿Cómo se ganó? Determinante, porque dará la base y fundamento de lo venidero. Si en el fútbol lo único válido es el resultado, sobrará el análisis y sobrando éste, desaparecerán los técnicos, los críticos y hasta los hinchas que irían a un estadio a mover afirmativamente la cabeza, porque todo está bien.

El fútbol así se juegue con los pies, la instrucción parte desde la cabeza y es digno de análisis profundos desde lo técnico y lo táctico.

El director técnico es muy importante en cuanto a la escogencia del grupo, y la preparación durante la semana de la estrategia y la táctica a utilizar frente al rival de turno. Pero, cuidado que, luego de varias sesiones de entrenamiento o unidades de trabajo, el equipo debe mostrar un estilo de juego, que es lo que a la fecha no se detecta en Deportivo Cali, donde se depende de lo individual, más no de lo colectivo.

No me atrevería a descalificar a Lucas Pusineri, más si a señalar que, no es hoy el técnico ideal para dirigir a Deportivo Cali, como sucedió con Mario Yepes, o Héctor Cárdenas.

Deportivo Cali no está para pasantías, intercambios o complementaciones. Su historia y abolengo ameritan técnicos de alcurnia, independiente de ganar o perder. Quien llegue al comité ejecutivo del equipo debe saberlo, si es verdad que ha sido hincha del equipo toda la vida como dicen todos.

POR LO MENOS ASÍ LO VEO YO.