Falta cañaña.

Columna - De Taquito con Marino
Por: Marino Millán - @marinomillan
Equilibrio es lo que deben tener los equipos de fútbol cuando de competir se trata, pero ese equilibrio tan pregonado por los técnicos también debe existir en las tribunas, hablo de las hinchadas y soy consciente de que este comentario a lo mejor no será del agrado de muchos hinchas del América, en especial de aquellos que ven el fútbol de espaldas a la cancha o con gafas obscuras.

Lo de Bogotá frente a Millonarios debe aterrizar a muchos, incluidos directivos que consideraron que regresar a la categoría de honor era suficiente para recoger los laureles ganados a través de la historia. La historia no juega, la historia hace parte del pasado, ni la camiseta gana sola.

América tiene un equipo medianamente competitivo, eso sí, de guerreros, luchadores, atrevidos y muy profesionales, más no es suficiente; desde ya se deben gestionar para el segundo semestre mínimo a mi juicio cinco jugadores de gran nivel o de lo contrario las afugias (colombianismo) estarán manifiestas cada que se enfrenten a equipos de los llamados opcionados a título.

Ni los muy jóvenes y menos quienes ya están inscriptos para el curso de director técnico son garantía para un estratega como Torres que debe saber que tiene una nómina limitada con un banco que difícilmente puede ser solución a lo que él ve como falencias en desarrollo de un juego.

Cuando se ascendió hice referencia a la contratación de diez jugadores de primera línea y hasta de exagerado se me tildó, hoy ante una realidad indiscutible cobra vigencia mi concepto. Como dijo mi colega Carlos Antonio, la gratitud tiene un límite y aquellos que le aportaron al dificultoso ascenso ameritan el relevo.

Barbas en remojo Don Tulio Gómez y compañía que esto no es de embajadores de buena voluntad.

POR LO MENOS ASÍ LO VEO YO.

Encuentre todos los lunes la columna De Taquito con Marino en la revista Fanáticos Q' del periódico Q'hubo Cali.