Los buenos hijos vuelven a casa

Columna - De Taquito Con Marino
Por: Marino Millán - @marinomillan

Independiente de los resultados que siempre serán impredecibles, veo con buenos ojos que los equipos de la ciudad hayan puesto sus miradas en gente de la casa.

Mario Alberto Yepes, Freddy Hurtado y Julián Barragán huelen a Deportivo Cali y Julián Vásquez, Oscar Córdoba y Harold Lozano hacen parte de la historia gloriosa de América.

Los primeros como cuerpo técnico y los segundos en lo corporativo y asesoría deportiva, todos ellos una vez abandonaron la actividad futbolística, estudiaron y se capacitaron en busca de estas opciones encontrando en sus amados equipos esta oportunidad de ser tan útiles y productivos como cuando saltaron a las canchas con sus respectivos uniformes.

Difícilmente alguien diferente puede sentir estas dos instituciones que en verdad son como su segunda casa. Allí alcanzaron la gloria de sus títulos, derramaron las lágrimas de la derrota y lo mejor Cali y América fueron la catapulta para partir al exterior donde encontraron más allá de la fama y el éxito, el confort económico para sus familias. 

Se trata de mutua gratitud, muy común en los grandes equipos europeos y argentinos, a su vez ejemplarizante para quienes creen que nunca serán ex futbolistas y que sus facultades físicas son perennes.

El fútbol profesional no es una carrera es un tránsito que por mucho dura quince años y después la condición es la de un ciudadano común y corriente, atrás quedan los aplausos, autógrafos, vídeos, entrevistas, fotos, quedando solo el recuerdo de lo que se fue.

Los seis son principiantes en este nuevo reto, pero no importa todo tiene un comienzo y así como un día se enfundaron por primera vez la verde y la roja con el compromiso de no defraudar, pueden estar seguros de que esta no será la excepción y estoy convencido que las hinchadas los van a esperar.

POR LO MENOS ASÍ LO VEO YO.

Encuentre todos los lunes la columna De Taquito Con Marino en la revista deportiva Fanáticos Q' del periódico Q'hubo Cali